Ubuntu 20.04: ¡Tu Computador/notebook al máximo!

Uncategorized

Este 23 de abril estará disponible la versión 20.04 del sistema operativo abierto Ubuntu. OK, pero qué tiene que ver esto con mi computador, vamos por parte.

Un computador/notebook/Celular y un montón de otros dispositivos usa un programa que administra sus diferentes componentes; cuando compras uno de estos dispositivos, generalmente viene con uno de estos administradores ya instalado, pues bien, este es el llamado sistema operativo.

Los programas que usas para escribir un documento, crear una presentación, conectarte a internet, escuchar música, etc. los puedes intercambiar, desinstalar y el equipo seguirá funcionando. O sea, no es necesario usar Microsoft Word para escribir un informe, (ni dar tus datos personales, ni depender de una licencia pagada, ni preocuparte porque se acabe) existen otros programas para hacer la misma tarea, como es el caso de libreoffice, el cual respeta tus derechos de usuario, te otorga la licencia de uso, es gratuito y pesa unas 6 veces menos que el otro.

También pasa en el sistema operativo, el administrador del cual hablábamos, Windows pertenece al mundo privativo (que te cobra por cada servicio que quieras, te limita la cantidad de copias que puedas tener, te obliga a instalar las actualizaciones, no te permite compartirlo siendo que pagaste por él, tienes que preocuparte por las amenazas externas y hasta te ha enseñado que los errores habituales “son parte” de la tecnología), pero Ubuntu… es parte del mundo de sistemas operativos abiertos:

  1. Puedes descargar libremente (completo, nada de versiones a medias o que pedirá que las actives después)
  2. Puedes compartir con quien quieras
  3. Usarlo para lo que quieras
  4. Investigar cómo funciona e incluso hacerle cambios

¿Y que pasa con las amenazas? La gran mayoría de los malware (otroras virus) están hechos para sistemas operativos privativos como Windows; debido a su forma cerrada de operar es más difícil que los errores sean detectados y mejorados. En cambio en el mundo de Ubuntu, es al revés. Característica que comparte con los cientos de sistemas abiertos que existen. Sí, no es el único.

¿Qué tiene de especial Ubuntu? Bueno, en mi caso, le tengo cariño. Hace unos 20 años atrás tuve (por última vez) un problema con mi computador; el sistema operativo había fallado y no podía ingresar a mis archivos. Mis compañeros de la Universidad me dijeron que lo llevara y que ellos podían ayudarme; había crecido con apple y windows, al igual que posiblemente ustedes, no conocía el mundo del software libre. A los pocos minutos de entrar a la sala, se abalanzaron sobre mi computador, todos opinando sobre qué sistema usar, todos colaborando. Luego aprendería que es parte del mundo libre, la actitud de ayudar al prójimo. Ni siquiera pasó una hora cuando mi equipo volvía a la vida y había recuperado mis archivos… y claro, mi sistema operativo ya no era el mismo. Habían instalado RedHat y con los años, la versión mantenida por la comunidad pasó a llamarse Fedora. Un par de años después, en 2004 comencé a utilizar Ubuntu, el cual no solo se podía descargar gratuitamente, sino que además podías pedir un cd ¡Y también te lo enviaban a tu casa de forma completamente gratuita!

Como les comenté antes, el código fuente, la forma en la cual son hechos los programas del software abierto está disponible para todos, entonces cada cierto tiempo, aparecen nuevas versiones, cada cual las adapta a sus necesidades. Por ejemplo, existen versiones que no requieren tanta capacidad, ideal para computadores antiguos; otras vienen con programas de astronomía preinstalados, en otros vienen casi puros juegos, etc. En la familia de Ubuntu, tenemos Xubuntu, Kubuntu, Lubuntu y varios más.

Creo que eso lo resume bastante bien. Ahora Ubuntu está en su versión 20.04 (que significa la versión 20 de Ubuntu, en abril; la siguiente es 20.10 en Octubre) y es LTS, esto quiere decir que viene con soporte “largo” hasta 5 años más. Cada 2 años (en el caso de Ubuntu) aparece una nueva versión LTS y durante ese intervalo, existen versiones intermedias, que también puedes descargar y probar.

Las novedades para esta nueva versión

Nuevo Kernel: Esto es el corazón del sistema operativo, el cual se llama Linux y su versión es la 5.4 la cual permite entre otras cosas utilizar las famosas conexiones seguras VPN.

Versión de escritorio 3.36 GNOME: Es la forma en la cual vemos los íconos, ventanas, interacciones entre objetos que seleccionamos, tipos de servicios incluso. En el mundo libre el sistema operativo está separado de la llamada “interfaz gráfica”, en palabras simples, de cómo se ve nuestro equipo.

Y otras un poco más técnicas, como Python 3 ahora viene por defecto; mejora en el soporte de ZFS; Nuevos temas y nuevos fondos para personalizar Ubuntu; Amazon Launcher ya no viene instalado por defecto; Thunderbird viene con la extensión Lightning instalada y Soporte para varios monitores mejorado; Escalado fraccional en Xorg.

Cómo dar el salto

Instalar un sistema operativo en realidad no es nada complejo, pero es recomendable asesorarte, puedes comenzar viendo algunos videos y luego puedes seguir las instrucciones de alguno de los muchos tutoriales que existen. Imagina que ni siquiera necesitas instalarlo, basta con un pendrive para que puedas probar cómo se vería tu equipo (pc ó notebook) con este sistema operativo. Una vez que estés listo:

  1. Descarga desde la misma página de ubuntu (son 2.5 GB)
  2. Puedes usar un pendrive o un DVD (vacíos) y copia el archivo que descargaste en el pendrive/DVD
    1. Instrucciones para copiar en un pendrive (si usas Windows)
    2. Instrucciones para copiar en un DVD (si usas Windows)
    3. Si usas otros sistemas operativos
  3. Asegúrate de realizar una copia de tus archivos previamente (la instalación borrará tus archivos)
  4. Coloca el pendrive/DVD, ojalá cuentes con conexión a Internet (para que descargue programas adicionales)
  5. Reinicia tu equipo y selecciona el pendrive/DVD para iniciar (las instrucciones pueden variar dependiendo de tu equipo)
  6. Sigue las instrucciones ya sea si quieres probar o instalar el nuevo sistema operativo en tu equipo.

¿Su computador no arranca? ¡Sálvelo con software libre!

Uncategorized

Para las personas que aún siguen usando Micro$oft Windo$ en sus diferentes versiones, se les vuelve habitual que las cosas fallen.. desde algún virus que les “escondió” sus archivos, hasta impresoras que dejan de funcionar, teclados de notebooks que se congelan y redes que desaparecen.. sin embargo, en el mundo libre estas experiencias son, desde mi punto de vista, muy, pero muy poco usuales; y si las hay, la solución generalmente pasa por instalar algo que faltaba y no formatear todo (!!).

Hace unos días llegó a mis manos un equipo que no arrancaba, la misión era rescatar la información. Como era antiguo y no muy bien cuidado, carecía de unidad de cd y los puertos USB no funcionaban. Entonces, realicé algo de cirugía al estilo del doctor Victor Frankinstein (la película es entretenida). Tomé el disco duro y se lo coloqué a otro equipo en mejores condiciones técnicas. Claro, este proceso que resumo en dos lineas en realidad tiene varios detalles, el tema de la estática, el traspaso del bus de datos (el cable ancho que lleva la información desde el disco duro a la placa madre), etc. En fin, hasta ahí todo bien.

Gracias a que la unidad de CD funcionaba bien, utilicé un sistema operativo libre, Lubuntu (ok, no es tan libre) para ingresar al disco duro. Todo eso también resultó. Me dí cuenta que solo contaba con 5 GB libres..

¿Qué hacer? (continuará)

LibreOffice 5: ¡Ya está aquí!

Uncategorized

introLa nueva versión del cada vez más actualizado LibreOffice ya está entre nosotros. La suite ofimática desarrollada por la Document Foundation, completamente gratuita y no por eso menos poderosa, nos brinda la posibilidad de crear documentos, presentaciones, hojas de cálculo, dibujos, bases de datos y editar ecuaciones (esto último ideal para textos educativos).

También:

  • Editar archivos pdf y convertir a pdf.
  • Conectarse con cuentas en Internet como Google Drive.
  • Editar archivos de otros formatos, como aquellos de pago como Office (Micro$oft Word, Excel, Power Point).
  • Personalizar al máximo con importanción de temas desde Mozilla Firefox.
  • Posee versiones portátiles para funcionar desde un pendrive, sin necesidad de instalarlo.
  • Es más liviano que otras herramientas ofimáticas.
  • Y, por si fuera poco, su código fuente, el ADN, está completamente disponible para quien quiera, lo cual permite realizar mejoras por parte de la comunidad de desarrolladores.
  • Como es software libre, usted puede compartirlo con otros, sin ningún problema ético/legal ya que la licencia otorga los permisos correspondientes.
  • Una gran comunidad de ayuda, tanto por redes sociales, como también foros, chat y listas de correo (https://es.libreoffice.org/ pinchar en “recibe ayuda” y luego selecciona la opción que usted quiera).

Para ver una lista detallada de todas las mejoras de esta versión, puede visitar el siguiente enlace.

En mi experiencia, lo vengo usando desde OpenOffice.org, OpenOffice Apache y las versiones anteriores a LibreOffice; me ha servido para poder ayudar a aquellas personas que no tienen los medios como para pagar licencias de otros programas y respetan los derechos de autor (no quieren instalar copias no licenciadas). Incluso, ahorrando, al darle nueva vida a ese equipo que estaba “botado” (esto de la mano de GNU/Linux, obviamente).

Otra de las ventajas son las versiones. Personas que cuentan con LibreOffice no tienen problemas al momento de exportar a otros formatos, por ejemplo, si alguien no tiene el programa.

¿Cómo lo instalo? Simplemente lo descarga desde la página oficial de LibreOffice, no le instalará nada extra como barras de navegación y cosas molestas, solo LibreOffice. Automáticamente la página detectará la versión que usted necesita, tanto si usa Micro$oft Windows o Mac o si es bienaventurad@ en usar GNU/Linux. Aparecerá una ventana por si quiere realizar una donación, la cual ni siquiera necesita rechazar, solo esperar un momento y comenzar a descargar.

No solo para adultos

Los más pequeños pueden comenzar usando la versión OpenOffice4kids, más liviana aún y que está diseñada especialmente, con íconos más grandes y menos opciones en la barra principal. Luego, se puede configurar para usuario de nivel medio y avanzado, con lo cual se agregan más opciones en el panel principal. Todo lo anterior guardando los principios de respeto de los derechos de usuario, otorgando la posibilidad de copia y modificación.

Esperemos que pronto de el salto a los móviles, de todas maneras ya se cuenta con versiones que permiten editar documentos, por lo menos.

¡No al DRM! Luchando por la libertad en la era digital

Uncategorized

Primero, vamos por las definiciones. DRM, como nos dice la fsf.org, más que Digital Rights Managment (gestión de derechos digitales) es en realidad una Digital Restrictions Managment (gestión de restricciones digitales). Lo podemos resumir como lo “un término genérico que se refiere a las tecnologías de control de acceso usadas por editoriales y titulares de derechos de autor para limitar el uso de medios o dispositivos digitales. También se utiliza para referir a las restricciones asociadas a instancias específicas de obras digitales o dispositivos. Los DRM se solapan, hasta cierto punto, con la protección de copia de software, aunque el término DRM es generalmente aplicado a medios creativos (música, películas, etc.). ” (ver DRM wikipedia)

Si bien, una gran cantidad de DRM’s han fallado, debido al agujero analógico por citar o por algo tan sencillo como reproducir un CD en un sistema operativo libre, aún existe “el hambre” por generar estas restricciones. Esto ocurre en parte por el modelo de negocio del contenido digital, que necesita de ventas de copias únicas para sobrevivir.

Figúrese usted, si seguimos la norma y compramos un libro u obra digital audiovisual que contenga esta.. política, por así llamarle, entregamos datos personales de cuándo y cuántas veces reproduzco el contenido; se limita el respaldo, copia, el dispositivo que uso para reproducirlo y hasta se vulnera la seguridad de los equipos al instalar software sin aviso, para pode llevar a cabo el DRM (porque debe existir “algo” que informe a la empresa propietaria sobre mis acciones..). Viéndolo desde el punto de vista práctico, ¿Por qué un usuario desearía esto? Fácil, porque no se le dice. Solo sabe que su libro no se ve en otra tablet que no sea la propia…

Una pregunta natural viene siendo, ¿Es legal quitar el DRM de una obra, considerando que la misma viola las libertades de las personas? ¿Si compro una obra con DRM, en realidad de qué soy dueño?

Implicancias

Mi preocupación apunta a las acciones a mediano, largo plazo. Me imagino una sociedad en que la tecnología llega a ser la administradora de la vida de las personas; en donde el software dicta quién eres y qué haces. Con el DRM en las calles, prácticamente estarías “alquilando” tu propia existencia, ya que todo estaría controlado, medido y “repartido”, pasando en primera instancia por los recurso básicos. ¿Muy catastrófico? De muestra un botón, hace unas tres semanas, leía una noticia sobre una persona a la cual se le había cortado el suministro eléctrico, “porque el sistema decía que era morosa”. Pasó sin energía, iban y venían técnicos y nada de nada, simplemente, no tenían la autorización para otorgar “los permisos de usuario” si hacemos la anología…

Estos ejemplos, suman y siguen. A futuro, es altamente probable que no exista un mediador humano que ejecute la orden, atención en esta parte, sino que sea completamente automatizada. El DRM podría entonces transformarse en una vara de justicia para quiénes han o no (1 ó 0) cometido un fraude, transitado por una calle “que no han pagado”, etc. y para eso, estamos a la vuelta de la esquina. (peliculas de este estilo hay por montones: El juez, Gatacca, El precio del mañana, etc.

¿Qué separa a las máquinas del control? En parte, los recursos, la “inteligencia” (más bien, el ser conscientes de sí mismos) y la capacidad de cómputo.. ¿Cómo? pero acaso los computadores no son mucho más rápido que nosotros mismos? Sí y.. no, pero con el advenimiento de la computación cuántica, estos límites se sobrepasan increíblemente y las posibilidades son, de una raza o nivel nuevo de seres… informáticos.

Opciones

Primero que todo, difundir la temática, informar y no usar herramientas que contengan dicha tecnología, empresas privativas como Micro$oft, Netflix, Sony, Apple (ITunes con su FairPlay) y Ubi$oft por nombrar algunas han o usan DRM. En este último caso, el problema fue nefasto, al usar un plugin en el navegador que causaba o permitía tomar el control del equipo a distancia.

¿Qué tal si cambiamos el modelo económico? Generalmente a los “gigantes” les cuesta moverse, lo raro es cómo llegan a invertir tantos recursos (tiempo, dinero, neuronas) en buscar formas de control en vez de mejorar sus productos y venderlos más barato; esta combinación obviamente sube las ventas, aparte del buen servicio de soporte. Me llama mucho la atención qué mente maestra se esconde detrás de tamaño despilfarro. Es así como, algunos grupos usan las redes para difundir sus discos, sabiendo que el mundo las podrá descargar, se hacen conocidos y cuando llega el momento de un concierto, ¡Fijo que agotan las entradas!

Educación

Es importantísimo que estos temas se traten en educación. Las escuelas en general adolecen de estas temáticas éticas tecnológicas, limitándose a pedir que los estudiantes usen software ofimático privativo y uno que otro programa de presentación alboratado de efectos, solo porque el Gobierno de turno, por lo menos en mi país, no otorga horas suficientes a los docentes/Establecimientos. Nadie discute que leer y sumar sea una meta trascendente, pero 15 horas semanales? Solo porque los puntajes a nivel de otros países son bajos, no significa que la solución sea quitarle horas a otras asignaturas.. ¿Qué tal si le damos significado a lo que nuestros estudiantes leen? Un ejemplo típico, el estudiante saca un 3,5 en la prueba de matemáticas de sumas y restas básicas (50% de la nota máximo en mi país), pero el mismo estudiante nunca le hacen tonto con el vuelto cuando va a comprar, incluso, se gana unos pesos comparando el precio del mandado.. Asignaturas como arte y música son miradas en menos, siendo que son ideales para enseñar en la práctica; con la informática, la informática aplicada a la vida, pasa lo mismo.

Creando pdf a partir de imágenes

Uncategorized

Algunas veces necesitamos crear un pdf a partir de imágenes, sea porque un amigo no seleccionó bien la opción en el scanner (digamos que pasó accidentalmente) o bien porque hemos descargado un archivo de varias imágenes, uno a uno. En el caso de Fedora 21, utilicé un solo comando y listo!

convert *.jpg salida.pdf

En donde convert toma todos los archivos jpg y, dependiendo el orden, los deja en uno que llamamos “salida.pdf”. Este detalle es importante, porque en mi caso, tenía archivos llamados a1.jpg, a2.jpg, etc.. el problema surgió al llegar al a10.jpg convert no entiende que a1 sea primero que a10.. en cambio, si tuviera a01 ningún problema. La solución fue sencilla, solo dejé los archivos del 1 al 9 en una carpeta, los del 10 al 99 en otra.. y ejecuté el comando en cada una de ellas.

Luego, para unir pdf’s usé el comando pdunit así:

pdfunit archivo1.pdf archivo2.pdf salida.pdf

y listo! para el caso del pdfunit se debe tener instalado poppler-utils (en mi caso, ya estaba instalado)

La simpleza de los comandos da una fuerza monumental al software libre!

LibreOffice Base: Libera tu sistema de gestión

Uncategorized

Las empresas comúnmente contratan sistemas de gestión; desde Multinacionales hasta escuelas pretenden ordenar su papeleo con algún software, sin embargo, las soluciones privativas o en manos de particulares, suelen tener un defecto: escasa personalización. Entonces, cuando se requiere generar un informe que diga tal y tal cosa, el sistema no lo provee.. he ahí donde LibreOffice Base nos puede hechar una mano.

Ojo, mi primera opción es la nube, trabajar en Internet, no que todo dependa de un computador, de un archivo.. pero a veces la simpleza es una respuesta acorde a las situaciones.

Bueno, la receta es fácil:

  1. Exportas los datos que requieres. Usualmente el sistema de gestión lo permite, generalmente obtienes un archivo .csv con una chorrera de datos.
  2. Creas una base de datos en LibreOffice Base y copias los datos del archivo .csv Tan solo pinchas la pestaña de la hoja de cálculo, creada con el archivo .csv y lo arrastras hacia LibreOffice Base..
  3. Editas tu tabla para darle nombres a los campos, que un humano pueda entender..
  4. Ahora dos caminos
    1. Crear Informes: Resúmenes con un listado de datos según los requerimientos que necesitas, por ejemplo, cantidad de estudiantes con promedios bajos que estén entre ciertos cursos. Resulta que el sistema que compra la empresa no siempre puede dar exactamente la información que buscamos, como decíamos antes, pero manipulando los datos nosostros mismos, podemos pedirle a LibreOfficeBase prácticamente  de todo.
    2. Crear formularios: La gracia es que luego podemos recabar información, ordenarla como queramos, en el tamaño de hoja que se nos antoje…

Resumiendo, nos podemos hacer cargo de lo que el software propietario no hace… entonces, para qué necesitamos comprarlo?! Tal vez para que los jefes se den cuenta que están perdiendo dinero y tiempo.